Mousse de queso de cabra con granada y merengue seco.

Mousse de queso de cabra con granada y merengue seco.

 

Dulce y salado, crujiente y blando, fresco y seco, como me gustan las combinaciones de texturas y aromas en el plato, por eso hoy os traigo un postre que ha sido todo un éxito en Terragust.

Una mousse de queso de cabra que se deshace en la boca que acompañaremos de una fruta muy de temporada como es la granada tan sana para nuestro organismo que la pondremos en forma de coulis utilizando la variedad agria para dar un toque ácido que limpie la boca y en granos dando ese toque crujiente y dulzón en boca.

Aparte para redondear el plato acabaremos con un merengue seco y una avena caramelizada que nos aportará un «crunch», también podríamos utilizar la receta de «crumble « para éste propósito.

Finalmente terminaremos con unas hojitas de hierbabuena y un par de flores de begonias que nos darán vistosidad, frescura y un toque de acidez.

 

Espero que os guste!

 

Tiempo de preparación: 30 minutos preparación, 2 horas de reposo.

Número de comensales: 5 personas.

Ingredientes:

  • 100 gr de rulo de queso de cabra (dependiendo de si se quiere más fuerte de gusto poner más o menos cantidad).
  • 100 gr de queso crema (tipo Philadelphia va bien).
  • 100 gr yoghurt natural.
  • 500 gr de nata de montar.
  • 2 hojas de gelatina.
  • 80 gr de azúcar.
  • 200 ml de agua.
  • 100 gr de granada agria desgranada (también se puede utilizar normal)
  • 75 gr de azúcar.
  • 200 gr de copos de avena suaves.
  • 75 gr de mantequilla.
  • 75 gr de azúcar.
  • Merengue seco (recomendable comprarlo hecho porque en casa es más difícil de hacer por la humedad y lleva muchas horas de secado).
  • Hierbabuena.
  • Flores de begonias.
  • Granada.

 

Preparación:

 

Para la mousse de queso de cabra:

  • Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.
  • Ponemos en un cazo 100 ml de nata , los 80 gr de azúcar y una vez hierva introducimos la gelatina ya hidratada.
  • En un robot de cocina o en un bol con una thurmix mezclamos los 2 quesos y el yoghurt junto con la preparación de antes de la nata, azúcar y gelatina haciendo que nos quede una textura muy fina.
  • En otro bol aparte semimontamos la nata y una vez la tengamos la incorporamos en la otra preparación con movimientos envolventes.
  • Finalmente ponemos ésta preparación en un recipiente en la nevera o en copas individuales si se quiere servir tal cual, dejamos reposar al menos 2 horas (preferiblemente lo hago de un día para otro, así coge más cuerpo).

 

Para el coulis de granada:

  • Introducir en un cazo el agua, la granada agria y los 75 gr de azúcar y llevar a ebullición unos 30 minutos.
  • Trituramos, colamos y volvemos a poner al fuego hasta conseguir una textura melosa (ni muy clara ni muy espesa).
  • Se puede ayudar de xantana (espesante muy utilizado en cocina profesional) para conseguir la textura deseada si se ve que el sabor ya es el que se quiere y no tener que reducir muchísimo. Dejar enfriar.

 

Para el crujiente de avena:

  • Fundir la mantequilla y mezclarla junto la avena y el azúcar.
  • Poner en una bandeja de horno y hornear con el horno precalentado a 170ºC durante 10 minutos o hasta que se vea un tono castaño.
  • Retirar y dejar enfriar.

 

 

Emplatado y presentación:

 

  • Hacer una «quenelle» de la mousse en un plato e incorporar el coulis al lateral sin mojar la mousse.
  • Repartimos por encima la avena, la granada , desmenuzamos el merengue con las manos para que queden trozos irregulares y finalmente incoporamos las hojas de hierbabuena y las flores de begonia.

 

No olvidéis suscribiros y seguirme en redes sociales para más información!! 😀

 

 

 

Comparte y sígueme! 😀


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


INSTAGRAM